Reflexion Dominical, 11 de Noviembre, 2018

- Estamos celebrando el vigésimo quinto domingo después de Pentecostés, donde hoy también es este país se hace tanta memoria a los veteranos de guerra, en lugar de buscar como llegamos a la civilización del amor, donde ya no hayan armas, que paren los ejércitos y todos, nos vemos con amor y respeto , no infundamos miedo, ni mucho menos terror.

- Se ha llevado a cabo la elección de medio término donde los Demócratas han recuperado la cámara baja del congreso de los Estados Unidos, donde la gente pobre ve con esperanza de que el sistema de gobierno tenga un nuevo aire; porque la administración actual infunde terror y crea mucha desconfianza y nos toca a todos ser verdaderos cristianos, para ir por este mundo dando vida y luz.

- La Caravana del TPS, que duro un poco mas de un mes por la mayoría de los Estados de la Union Américana, que ha finalizado este 9 de noviembre frente a la Casa Blanca, nos lleve a una mayor conciencia de los derechos de las personas más vulnerables, y que no nos quedemos indiferentes en medio de las injusticias; pero que también haya una mayor intergración, donde todos no busquemos protagonismo alguno, sino que luchemos por la justicia sin interés…

- Es el momento de ver, como esta mi compromiso con el templo, el como yo pongo mis talentos, mi tiempo y mi tesoro, para que mi parroquia sea una comunidad de fe, de solidaridad y con los fondos materiales se esta a la altura de los tiempos modernos.