REFLEXION DOMINICAL, 15 DE JULIO, 2018

- Nos encontramos ya en el octavo domingo después de Pentecostés, tiempo oportuno para saber descubrir la llamada que Dios nos hace para estar en su vida de santidad.

- La realidad de los niños de Tailandia salió muy bien el rescate; pero con el caso de nuestros niños separados de sus padres se sigue con ese dolor y flagelo contra la dignidad del ser humano y si esto se estuviera haciendo en otro país especialmente si fuera tercer mundista ya Estados Unidos estuviera hablando de tirar hasta misiles, como se hizo en Siria; pero a este sistema quién lo condena en medio de tanto atropello?

- Vemos que las potencias mundiales determinan sanciones contra los otros, como si fueran los dueños del mundo; pero todo es porque ven que no obedecen a sus interés y se salen de su control, lo cual nos expone a un peligro mayor, todo por no conocer a Dios que nos enseña que el mundo es suyo y todos sólo somos administradores de sus bienes.