REFLEXION DOMINICAL, 11 DE NOVIEMBRE, 2018

- Estamos celebrando el vigésimo quinto domingo después de Pentecostés, donde hoy también es este país se hace tanta memoria a los veteranos de guerra, en lugar de buscar como llegamos a la civilización del amor, donde ya no hayan armas, que paren los ejércitos y todos, nos vemos con amor y respeto , no infundamos miedo, ni mucho menos terror.

- Se ha llevado a cabo la elección de medio término donde los Demócratas han recuperado la cámara baja del congreso de los Estados Unidos, donde la gente pobre ve con esperanza de que el sistema de gobierno tenga un nuevo aire; porque la administración actual infunde terror y crea mucha desconfianza y nos toca a todos ser verdaderos cristianos, para ir por este mundo dando vida y luz.

- La Caravana del TPS, que duro un poco mas de un mes por la mayoría de los Estados de la Union Américana, que ha finalizado este 9 de noviembre frente a la Casa Blanca, nos lleve a una mayor conciencia de los derechos de las personas más vulnerables, y que no nos quedemos indiferentes en medio de las injusticias; pero que también haya una mayor intergración, donde todos no busquemos protagonismo alguno, sino que luchemos por la justicia sin interés…

- Es el momento de ver, como esta mi compromiso con el templo, el como yo pongo mis talentos, mi tiempo y mi tesoro, para que mi parroquia sea una comunidad de fe, de solidaridad y con los fondos materiales se esta a la altura de los tiempos modernos.

1) Lectura del Libro de Rut 3:1-5; 4:13-17

- En la Ley del Liverato, que es muy fuerte en el Pentateuco, nos encontramos con familiar con la dimensión de la poca valorización de la grandeza de la mujer, y nos lleva a la marginidad y a la explotación de su dignidad.

- En el caso de Rut, como hija de su tiempo es enviada por su ex nuera Noemí, con toda la buena voluntad y de buena fe, a que vaya y se le acueste a los pies al señor Booz, que es pariente del difunto esposo de Rut, para que si este señor se fija en ella, la hace su esposa, ella va a recobrar su dignidad, es algo tan triste y alarmante, de como la cultura y la dignidad de la mujer ha sido llevada hasta tales extremos, que hoy todavía no se logra superar, porque muchos hombres siguen viendo a sus mujeres que las pueden pisotear, lo cual es inconcebible.

- Rut, que no es judía, sino Moabita, va y se somete al consejo de su ex nuera que la quiere tanto, como si fuera su propia madre, pero como hija de su tiempo, acostumbrada a la humillación, va y obedece sin poder límites, y se arrastra hasta donde esta el señor Booz, y se le acuesta a los pies, el cual la va a ver al despertar, la va a tratar con dignidad, le da de comer, la hace suya y la invita casarse; para tratarle con dignidad, como se debe cuidad y valorizar a una mujer, y ver su grandeza, no es que se le valorice, porque ella ya la tiene en si, lo que sucede es que no hemos sido educado para eso.

- Del matrimonio de Rut y Booz, nace un hijo, que es tomado por la anciana Noemí, como si fuera el nieto de su hijo. Este es un ejemplo de como las nueras y las suegras se pueden llevar como madre a hija, y de como es el amor de grande que uno puede educar a otro aunque no lleve sangre de uno mismo.

2) Lectura de la Carta a los Hebreos 9:24-28

- Si en el mundo nos preocupamos por los templos bonitos, con mucha estética y algunas veces le damos tanta importancia a las cosas materiales, que no es lo que acerca al hombre, pero hemos creado nombre, como Basílicas, Catedrales, iglesias, Sinagogas, ermitas, capillas, etc. Y todos buscamos que Dios este presente en medio nuestro; pero el autor hoy nos hace ver de un lugar mucho más superior a eso, que es el cielo, el santuario mismo de Dios, no hecho por mano.

- En los sacrificios judíos, los sumos sacerdotes hacía sacrificios para purificar al pueblo e incluso traían sangre de animales, para derramar en el altar en el pueblo y sobre él mismo, pero en el caso de Jesucristo no se necesita nada de todo eso, porque el mismo es la víctima, el sacerdote y la cruz es el altar, con lo que nuestros pecado son lavados, por la sangre del Cordero Jesucristo.

- Y lo mismo que los seres humanos morimos una tan sola vez y son depositados en la tierra, lo mismo una tan sola vez Cristo muere y resucita para darnos la vida eterna y abrirnos las puertas del paraíso celestial, donde el es el Alfa y la Omega, y donde solo en él hay felicidad.

3) Santo Evangelio de San Marcos 12:38-44

- Jesucristo como el Maestro verdadero y con sus discípulos que esta formando cada día para que sean sus auténticos apóstoles; les va a decir en esta oportunidad: “Cuídense de los falsos Maestros de la Ley, que les encanta pasearse en las plazas, con su vestiduras, ser saludados y ocupar los asientos de honor en los banquetes y hasta devoran los bienes de las viudas”. Esto Cristo lo denuncia y que todavía en la actualidad habemos sacerdotes o ministros en las varias escalas de la sociedad que nos encanta ir por las calles que nos vean con nuestros vestidos, el pasearnos y ser los tomados en cuenta, lo mismo que en nuestras comunidades de fe, también hay personas que les encanta el ser tomados en cuenta, porque sino se desaniman y se ponen tristes porque no siguen a Jesucristo sino sus interés miserables.

- En la actualidad, nos encontramos con tanta hipocresía en nuestros templos, tanto con personas dedicadas al culto y otros que hemos deformado nosotros, y tanto ministros como laicos, nos refugiamos en largas oraciones y actos de piedad, mientras vamos deformando la justicia de Dios en los seres humanos, y creemos que con darnos golpes de pecho o con aparentar de ser buenos vamos a engañar a Dios.

- Cristo está dentro del templo en esta oportunidad y se ha sentado frente al lugar donde las personas hacen su ofrenda al templo, ve como muchos ricos dan grandes aportaciones, unos lo hacen de lo que les sobra, otros para ser vistos; y eso no lo sabe la gente, pero él que conoce los corazones y sabe nuestras intenciones, puede saber quién está en lo correcto; por eso mismo al instante de ver la pobre viuda que se acerca a dar su ofrenda de apenas dos moneditas, que no servirán de mucho; pero que para ella es lo único que tiene.

- Nuestro Señor, al ver la grandeza de la viuda, de dar lo único que tiene, llama a los discípulos que los tiene instruyendo, y les va a decir: “Yo les aseguro que esta viuda pobre ha dado más que todos los otros. Pues todos han echado de lo que les sobraba, mientras ella ha dado desde su pobreza; no tenía más, y dio todos sus recursos”.

- Hoy nos toca revisar a nosotros, que es lo que hacemos en nuestros templos, damos limosna, hacemos promesa y la cumplimos?, o damos ofrenda con agrado a Dios, o es que cumplimos con el diezmo de lo que recibimos de nuestro Dios. No podemos perder de vista, que no es que nosotros le damos a Dios, solo le devolvemos lo que de él hemos recibido en medio de tantas bendiciones que él nos da a cada instante, debemos de no actuar con mezquindad, sino con responsabilidad, de saber que Dios nunca se deja ganar en generosidad y de que la vida de nuestras parroquias depende de nosotros.

- En la vida de las parroquias, nos encontramos con muchas personas que están llenas de talentos, de tiempo y también con cantidad de recursos, y en la mayoría de los casos pudiendo ser generosos se encierran en si mismo y se vuelven indiferentes, lo mismo que sucede en la sociedad, que el que menos ayuda es el que tiene mayores posibilidad; por lo que se ha hecho el refrán: “Da el que quiere” No el que puede”.

- Dios nos de la gracia de la fidelidad, y todos como esta pobre viuda, pero rica en fe y amor a Dios, podamos compartir nuestro tiempo, nuestros talentos y nuestro tesoro, para la vida viva de nuestra comunidad y tener la seguridad de que Dios te va devolver mucho mas.

P. Vidal Rivas