REFLEXION DOMINICAL, 9 DE SEPTIEMBRE, 2018

- Ya nos encontramos celebrando el décimo sexto domingo después de Pentecostés, donde las realidades del mundo cada día son más duras para los pobres y donde todos debemos de unirnos para bien de todos.

- Nos encontramos con realidades que exigen tanto de nosotros, y por eso mismo no podemos ser indiferentes a los cambios y a las exigencias, necesitamos comprometernos mas con la vida y sabiendo que Dios nos ha llamado a nuestra realización.

- En esta semana vimos nuevamente como en Texas la policía dio muerte a un latino sin estar armado, lo cual cada día nos confirma el autoritarismo despótico abusivo que esta implantado por seguridad nacional y en nombre de ella van haciendo tantas fechorías a los pobres que no tienen mayor voz.

- “Los que confían en el Señor son como el Monte Sión,* que no será movido, sino que permanece para siempre”. Salmo 125

- Esta semana ya se han cerrado las playas, los niños han regresado a las clases, y espero que todos los padres estén a la altura de llevar por el camino correcto a sus hijos y dándoles lo que ellos necesitan y los maestros puedan forjar verdaderos ciudadanos de justicia..

1) Lectura del Libro de los Proverbios 22:1-2,8-9,22-23

- El ser humano no es respetado por sus grandes riquezas, sino por lo que es, ya que la dignidad la tiene porque Dios lo ha creado de la misma dignidad, tanto al pobre como al rico, por lo tanto nadie puede estar sobre el otro, ni mucho menos explotarlo, someterlo, no como en el tiempo de la esclavitud que caminaron en tinieblas. “El rico y el pobre tienen esto en común, que Yahvé hizo a uno y a otro”.

- Todos los seres humanos que creemos en la justicia divina aguardamos estas palabras que nos presenta el autor sagrado: “Quién siembra injusticia cosechará la desgracia”. La justicia no la podemos tomar en nuestras manos, para eso existen los respectivos órganos en cargados de hacerla cumplir, y no hay que perder de vista que l última palabra la tiene Dios.

- Cuando el ser humano se ha llenado de Dios y es su santo Espíritu quien dirige sus pasos, entonces toma muy enserio estas palabras de la lectura: “El hombre compasivo será bendito: supo compartir su pan con el pobre. No le quites sus cosas al pobre porque es pobre, ni condenes a un desdichado. Porque Yahvé se pondrá de su lado y se hará el opresor de sus opresores”. En la teología desde abajo se clama a Dios, como lo hacía el pueblo de Israel cuando era esclavo, y ese so lo que hoy le pedimos a Dios, que haga justicia con tantos explotadores y racistas que descriminan y asesinan a los pobres.

2) Lectura de la Carta del Apóstol Santiago 2:1-16

- El apóstol Santiago en esta lectura viene a iluminar, lo que es ser un verdadero ser humano, un auténtico Cristiano que ha aceptado al Señor Jesús, que no solo le profesa de nombre y de labios, sino que vive el evangelio sabiendo descubrir que en todo ser humano esta el rostro de Dios en la persona de Cristo Jesús, por lo que nos va a decir lo siguiente:

- “Hermanos, si realmente creen en Jesús, nuestro Señor, el Cristo glorioso, no hagan diferencias entre personas. Supongamos que entra en su asamblea un hombre muy bien vestido y con un anillo de oro y entra también un pobre con ropas sucias, y ustedes se deshacen en atenciones con el hombre bien vestido y le dicen: “tome este asiento, que es muy bueno”, mientras que al pobre le dicen: “Quédate de pie”, o bien: “siéntate en el suelo a mis pies”. Díganme, ¿no sería hacer diferencias y des-criminar con criterios pésimos?”.

- Para las personas que no han entendido bien el Evangelio, siempre viven des-criminando y dando valor a las personas, por títulos, status sociales, y esto no es lo que de agrada a Dios, ni mucho menos es de bendición, sino al contrario Dios lo rechaza y lo desprecia; y en eso ha tenido mucha culpa varias Iglesias hacienda diferencia, todo por el interés de lo material que nos aleja de la realidad de Dios.

- Las Palabras que estamos leyendo de Santiago, si no estuvieran en la Biblia, diríamos que son de una persona inconforme, o de un comunista, un antisocial, pero son palabras del Nuevo testamento, que nos están invitando a examinar como es la vida en si de los que creen en Dios, y es por eso que nos dice lo siguiente: “Miren, hermanos, ¿acaso no ha escogido Dios a los pobres de este mundo para hacerlos ricos en la fe? ¿No les dará el reino que prometió a quienes lo aman?

- “Ustedes, en cambio, los desprecian. Sin embargo, son los ricos quienes los aplastan a ustedes y los arrastran ante los tribunales. ¿Y no son ellos los que blasfeman el glorioso nombre de Cristo que ha sido pronunciado sobre ustedes?” Esto es lo que les cuesta a muchos aceptar e incluso con el poderío de los medios de comunicación a su favor, y todo el aparato de mentiras y engaños que tienen hay cantidad de personas que siguen votando por esos partidos de derecha que tanto daño han hecho por siglos y siglos y los pobres engañados siguen vendados, creyendo sus mentiras y apariencias.

- El amor al prójimo, debe ser como a nosotros mismos, como lo manda Dios, no como nosotros creemos, por eso mismo se nos dice en esta parte: “Ama a tu prójimo como a ti mismo. Pero si hacen diferencias entre las personas, cometen pecado y la misma ley los dencuncia como culpables”.

- Hoy tenemos cantidad de grupos religiosos en cantidad de Iglesias, que han hecho de la vida de fe, una espiritualidad desencarnada, se les olvida que nuestro Maestro Se llama Jesucristo, no solo Cristo, ni solo Jesús, es el Hijo de Dios hecho carne, y si usted cree en él y le sigue a él, no puede ser un mediocre Cristiano y debe tener como regla estas palabras que Santiago nos dice a continuación: “Hermanos, si uno dice que tiene fe, pero no viene con obras, ¿de qué le sirve? ¿Acaso lo salvará esa fe? Si un hermano o una hermana no tienen con que vestirse ni qué comer, y ustedes les dicen: “Que les vaya bien, caliéntense y aliméntense”, sin darles lo necesario para el cuerpo, ¿de qué les sirve eso?”.

3) Sto. Ev. Ntro. Sr. Jesucristo Según San Marcos 7:24-37

- Jesús en su misión y amor por el Reino de su padre, va en busca de otras ovejas que no están en su redil, como parte física del territorio de Israel; por eso sobre pasa fronteras, esos límites territoriales, para llevar Buena noticia, como hoy lo hacen los inmigrantes para entregar sus vidas, y aportar sus dones que Dios ha depositado en ellos y muchos incluso mueren por aportar mientras son recriminados y rechazados.

- Mientras Jesucristo esta en Tiro, hay una mujer que tiene una hija enferma, ya ha agotado todos los medios, y como una madre angustiada que daría todo lo que esta a su alcance, y como mujer sometida, va y se le arrodilla a Jesús en medio de ser una pagana, no le importa los ultrajes, sino que sabe que a quien se le acerca es al Hijo de Dios, que tiene la última Palabra de la Misericordia; pero ella sabe que los paganos no deben de acercarse a los judíos, de que les llaman perros o cerdos, por lo que ella no se sorprende cuando Cristo le dice, que no puede dar el pan de los hijos a los perros, en verdad no le da una verdadera acogida, no se ve que sea hospitalarios, como si no estuviera hacienda la voluntad de Dios; pero él si sabe lo que hace y ella, sabiendo que es la salud de su hija la que pide y con fe, sabe que la Mirada de Jesucristo esta diciendo otra cosa, ella misma acepta tal des-criminación, cuando dicen, también los niños cuando comen dejan caer migas y los perritos, se las comen. En otras palabras está diciendo no importa, de lo que sobra de la gracia de Dios para este pueblo, dame a mí también.

- Jesucristo al ver la fe, la perseverancia, la humildad y seguridad con la que esta mujer suplicaba y que era un testimonio de Dios para los que la estaban rechazando, Jesús hoy la va poner como ejemplo y como ella ha obtenido lo que estaba buscando. Si todos nosotros fuéramos como esta mujer, lo que le pidiéramos a Dios podríamos obtenerlo, pero nos hacen falta estas virtudes.

- “Jesús lo apartó de la gente, le metió los dedos en los oídos y con su saliva le tocó la lengua. Enseguida levantó los ojos al cielo, suspiró y dijo: “Effetá, que quiere decir: “Abrete.” Para muchos que están acompañando a Jesucristo podrían decir, es falta de higiene; pero lo que hoy estamos viendo es hacernos caer en la cuenta, que el mismo poder de Dios, que hizo a Adán y Eva del Lodo de la tierra y recibió el aliento de vida, hoy nuevamente en la persona de Jesús se esta manifestando tal poder, para bien de los necesitados.

- Cuando los seres humanos, hemos encontrado a Jesucristo, hemos vivido la experiencia del sordo mucho, que podemos escuchar, hablar, no nos cansamos de escuchar la Palabra de Dios, de pregonarla e ir en busca de tantas personas que han perdido su orientación; pero sobre todo al descubrir las grandezas y las maravillas de Dios, podemos decir: “Todo lo ha hecho bien: hace oír a los sordos y hablar a los mudos.” Que es entonces lo que Dios ha hecho en tí y lo que esta obrando hoy en tu persona?

P. Vidal Rivas